Mosaico de homenaje a Juan Medina en Mangas Verdes

Como cada tercer domingo de diciembre, el Barrio de Mangas Verdes se hace más fiestero que nunca con el Homenaje al Fiestero y a los Verdiales de los Montes de Málaga organizados por la Asociación Cultural Nª Sª de los Dolores que dirige Carmen Tomé.
 
Una panda recorre el barrio tocando ante los mosaicos que recuerdan a las grandes figuras de la fiesta de verdiales de los Montes de Málaga.
Este año se ha repuesto el Mosaico homenaje al mítico platillero Juan Medina que estaba muy deteriorado.
Todos son creación del artista malagueño Eugenio Chicano, muy vinculado y gran conocedor de la fiesta de verdiales.
 

“Solo decir Juan Medina
ya lloran los platilleros
ya los platillos se animan
tocando gloria del cielo
Mangas Verdes se ilumina”

Participaron fiesteros de distintas pandas como Arroyo Conca, Jotrón y Lomillas, Santo Pitar y Panda Isabel Portillo, entre otras.

Medina, platillero de los Verdiales de los Montes de Málaga
Un grupo de arrejuntaos haciendo fiesta delante del mosaico homenaje a Juan Medina.

Encuentro de Pandas Roalabota – Ventalarga

Algunas imágenes del Encuentro de verdiales estilo Montes de Roalabota – Ventalarga en la que han participado las pandas Primera del Puerto, Gálica, El Manantial, Bataná, Isabel Portillo, Santo Pitar, Montes del Guadalmedina, Jotrón y Lomillas, Benagalbón y La Torre, así como las pandas invitadas de Los Romanes –estilo Comares–, Almogía y Raíces de Los Mora –estilo Almogía–.

Este año el camino de las pandas se inició en la Asociación Cultural de Verdiales de los Montes de Málaga, organizadora del evento, recorriendo la antigua carretera de Casabermeja, pasando por Venta Montevideo y acabando en Venta Españita por cuyo escenario (de pequeña altura y bien iluminado, como siempre debiera ser) pasaron todas las pandas.
Pero el ambiente fiestero más auténtico, es decir, el verdadero ambiente de Fiesta se encontraba en la explanada frente a la Venta, junto a los pequeños olivos e higueras. Allí las pandas en corro elevaron la Fiesta hasta lo más alto.
Y como no podría ser de otra manera, la Fiesta se acabó con las del día.

“Fiesta!” la palabra que lo dice todo y que no es necesario traducir; en la imagen, la Panda Santo Pitar, con el pandero de Jose El Rubio en primer plano.

Araceli Hidalgo cantando con la Panda El Manantial en el Encuentro de #Verdiales de Roalabota – #Ventalarga . Le acompañan a los platillos, Miguel González y Ramón Toledo.

Cristian Rojas Jurado, joven voz de la Panda Montes del Guadalmedina, en la A.C. de Verdiales Montes de Málaga, punto de encuentro del festival de Roalabota – Ventalarga.

Panda de Montes del Guadalmedina en la antigua carretera de Casabermeja, saliendo de la Asociación Cultural de Verdiales Montes de Málaga durante el Encuentro de Pandas estilo montes

Álvaro Gallego, del Pastor, otra de las jóvenes promesas de la Fiesta, por Almogía… y por Montes, en el Encuentro de Verdiales de Roalabota – Ventalarga participó con la Panda El Manantial.

“Fiesta!” No translation needed: chant, violin, guitars, cymbals… popular culture rave. Gathering in the mountains near Malaga

Celebración de la Ermita de Verdiales 2017

Como cada año, las Pandas de Verdiales de Montes se reúnen en la Celebración de la Ermita de Verdiales, verdadero Día Grande de los Montes de Málaga.

Este año han sido catorce las pandas que han participado:   Moclinejo, El Manantial, Primera del Puerto, Teatinos, La Torre, Bataná, Jotrón y Lomillas, Gálica, Montes del Guadalmedina, Santa Catalina, Isabel Portillo, Mangas Verdes, Baños del Carmen (de estilo Comares), y Santo Pitar.

Hizo un día magnífico, propiciador de buenos encuentros entre amigos, y hubo arroz suficiente para todos.

 

Ermita de Verdiales 2017

LAS FOTOS:

  1. La Virgen de los Dolores, llevada a hombros por fiesteros y vecinos de los Montes de Málaga, recorre el antiguo camino real alrededor de la Ermita de Verdiales.
  2. Las Pandas, como aquí la de Santa Catalina, acompañan a la Virgen durante el recorrido.
  3. Panda El Manantial
  4. Panda Santa Catalina
  5. Javier Álvarez, cantaor y guitarra, y José Antonio Postigo Martín, violín, detrás Antonio Fajardo, guitarra, de la Panda Primera del Puerto
  6. Manolo Portillo, de los Frasquetes, Panda La Torre
  7. Salva Marina, Panda de los Baños del Carmen
  8. Jose Fernández Cruzado, Rubio, Panda Santo Pitar
  9. Panda de Moclinejo
  10. Panda Jotrón y Lomillas
  11. Panda Jotrón y Lomillas
  12. Panda Isabel Portillo

 

El Libro de la Fiesta. Verdiales de los Montes de Málaga

Fiesteros, “Fotos Antiguas”

Un amigo me trajo el otro día, el uno de abril, unas pocas fotos que se encontró por esos montes, más o menos entre el Partido de Verdiales, el Partido de Ventalarga y el Partido de Santa Catalina.

Como él entiende mucho de fotos me dice que calcula que pueden tener doscientos años o un poco más, aunque un amigo suyo, Cándido, le dice que pueden ser del tiempo de los moros (aproximadamente).

Las fotos estaban muy estropeadas, con muchos arañazos y muchas manchas, pero las he puesto aquí por si alguien ha escuchado hablar alguna vez de estos fiesteros.

Seguro que a más de uno le sonarán esas caras ¡quién sabe si pueden ser nuestros lejanos parientes! Lo que está muy claro es que llevan muy buena fiesta.

Y me dice mi amigo que va a seguir dando vueltas por los Montes, por si encuentra más.

((( 🙂 )))

¡Nos vemos en la Ermita!

LAS FOTOS

  1. Ermita de Verdiales
  2. El teléfono móvil toma una imagen de recuerdo, de un momento especial de la Panda Primera del Puerto, en 2014, en la puerta de la Ermita de Verdiales. El tiempo no se detiene y las distintas generaciones encuentran su acomodo en una gran panda.
  3. Pepe Lagarto y su violín, al frente de la Panda Mangas Verdes llegando a la Ermita en 2015.
  4. José M. Cuenca, violín en la Panda Santa Catalina, en 2016.
  5. Sebastián Machanes, o Bachanes, cantaor y platillero en la Primera del Puerto, en 2015.
  6. La Panda Isabel Portillo, en el “cuartillo jondo” de la Ermita en 2013. Canta Lidia López, al pandero, Juan Palomo
  7. La Virgen de los Dolores, recorre el antiguo camino real en torno a la Ermita de Verdiales, en la Celebración de 2013.

 

Hace doscientos años “o más”, no existía aún la fotografía ni las gafas de sol ni los móviles; la imagen digital nos permite jugar con ella añadiendole manchas, arañazos, alteraciones de color y todo lo que se nos ocurra… para “envejecer” una foto; valga este texto de más arriba como cariñoso guiño a tantos –como uno mismo– enamorados de las fotos “antiguas”.