Tradicional Concurso de Verdiales estilo Montes de Benagalbón, 2017

 

Benagalbón. Tradicional Concurso de Verdiales estilo Montes, 2017: El gigantesco sombrero de espejos y lazos presidiendo el Concurso.
 
Una de las novedades de esta edición fue el Concurso a la Copla Levantá. Lo ganó la Panda de Santo Pitar, y el segundo premio fue para la Panda Montes del Guadalmedina.
 La mecánica era simple: El jurado había introducido las distintas palabras que los “levantaores” debían usar “forzadamente” en su copla. Una mano inocente sacaba la palabra de una cesta, la panda tocaba una lucha, y en la segunda, el fiestero tenía que levantar la copla; disponía así de no más de tres minutos.
Entre las palabras que salieron: Cintas (del sombrero), moreno (o morena), boca, conejo, agravio…. Al contrario que en el trovo alpujarreño o en las cuadrillas, la improvisación de coplas se perdió (practicamente) en la fiesta de verdiales; este Concurso y el compromiso de los jóvenes fiesteros hacen pensar con esperanza en su recuperación.
 

Uno de los momentos divertidos de la fiesta fue cuando la organización entonó un curioso –”aunque tardío– mea culpa: Resulta que cada año al autor del cartel y al del pregón les regalan un sombrero de verdiales, pero hubo una ocasión en la que el pregonero no recibió el sombrero de cintas y flores que le tocaba… y eso ocurrió hace ya muchos años.
Ahora, ya en 2017, por fin se le ha hecho entrega a Alfonso Queipo del sombrero que le correspondía.
En la foto, Carmen Tomé coloca las cintas en su sitio, porque Alfonso, con la emoción, ya no sabía para qué lado ponerlas.
Enhorabuena Alfonso: nosotros nos quitamos el sombrero ante tu amor por la Fiesta y la pasión con que la defiendes desde hace décadas.
“Chapeau”!
 

El sonido de la caracola nos hace saber que una panda se acerca. En esta ocasión es la Panda de Moclinejo, y al frente, Salvador Villegas, anunciando mediante el ancestral sonido la presencia de la panda en la plaza de Benagalbón, ya dispuesta para participar en el tradicional Choque.

 

La organización, atenta en todo momento al desarrollo de la Fiesta, y pendiente de lo que pueda ser mejorable en próximas ediciones. En la imagen Fran Cruzado, presidente de la Peña El Revezo.

 

Panda de Benagalbón durante su participación en el choque

La triunfadora, la Panda Jotrón y Lomillas, en otro momento del choque; la panda obtuvo también el tercer premio de Fiesta

La Panda Primera del Puerto, siempre en los primeros lugares en la Fiesta, fue finalista en el choque –en la imagen– y obtuvo el primer premio de Fiesta. Enhorabuena!

El Choque de Pandas es agotador, más aún cuando el fiestero está en el cuarto o quinto choque: el choque final. Mantener el compás, acelerar el ritmo, evitar que se meta en los oidos el sonido de la panda con la que se disputa el cetro… y que está ahí justo a la espalda.
Ganar el choque es subir un puerto de montaña imposible, sudar la camiseta hasta la extenuación…Y hay que celebrarlo, hay que gritarlo, saltarlo… Más aún cuando se repite el triunfo, cuando se empieza a ser consciente de que la fiesta que llevas, y te lleva, está liderando un ciclo, añadiendo un granito de arena, otro más, a la pequeña y gran historia de la Fiesta.
 

 

Desi Portillo y Domingo Romero, de Jotrón y Lomillas, la panda triunfadora en el Choque.

 

Carmen Tomé, presidenta de la Asoc. Ntra. Sra. de los Dolores, entrega a Pepe Romero el trofeo que acredita a la Panda Jotrón y Lomillas como ganadora del Choque, les acompañan Francisco Salado, alcalde de Rincón de la Victoria

 

Salvador Padilla: 80 años

 

Hoy cumple 80 años ¡y en activo! Salvador Padilla Luque, mítico violinista del estilo Almogía, al que no le duelen prendas por tocar estilo Montes o Comares.

Padilla es una institución viva de la Fiesta, ha tocado y ha sido requerido por todos; aparece tocando su violín en el documental Children of Álora, rodado por William Deneen de 1964, junto a otros insignes fiesteros como El Capitán o Cañete el retratista; también está presente como violinista de la Panda de Almogía en la serie de tv “Rito y Geografía del Baile, ya en la mitad de los 70. Una imagen suya tomada de este documental ha sido usada en las remezclas de “El Ravero” el videoclip más “fiestero” de Raverdial, el espectáculo de Los Voluble y El Niño de Elche.

Abierto a las nuevas generaciones lo vemos colaborar también con la Panda de los Baños del Carmen y con todas aquellas que desean escuchar su toque magistral.

La fotografía la tomé este verano en La Joya, cerca de las claras del día y ahí disfrutamos de Padilla, reconocido por todos, junto a fiesteros de las pandas de Almogía y La Joya que participaron en el Festival.